Naturaleza Misiones

Instrucciones

Arrastrar Usar las Flechas del Teclado Cambiar Vista
img1

El MateCompañero de buenos momentos

img2

El TereRefrescante del Verano

img3

Gastronomía Delicias de Misiones

img4

Historia Misiones y su Historia

img7

Reservas Naturales Parques Nacionales y Provinciales

img8

Reservas Naturales Parques Nacionales y Provinciales

El MateCompañero de buenos momentos

En América del sur, la tierra de la yerba mate se mantiene a través de los años como la única región del mundo en la cual se da plenamente el desarrollo de la planta.

El área de cultivo es muy restringida. Sus límites son: noreste de la provincia de Corrientes, provincia de Misiones, Paraguay y sur de Brasil.

Nuestro País es el primer productor y a la vez primer consumidor. Su principal productor es Misiones, que también se destaca en la Cosecha de té, tabaco, y en menor medida frutales y arroz.

Los cultivos industriales representan el 94% de su producto bruto agrícola.

 

Origen

CAA-MATE

 

El origen del uso de la yerba mate, alimento básico de los indios guaraníes y conocida por éstos como CAA-MATE, de cuyos términos "caá" significa en idioma guaraní "planta o hierba", en tanto que "mate", se supone derivado de la palabra quichua "matí", con la cual designaban a la calabacilla que usaban en general para beber, se pierde en lo remoto del tiempo.
Pero es indudable, que de ellos, quienes sorbían el mate mediante bombillas hechas de diminutas cañas, o la mascaban durante sus largas marchas, aprendieron su uso los conquistadores españoles.


Atribuye Ruiz Díaz de Guzmán, en su historia escrita en el año 1612 a Hernando Arias de Saavedra, el descubrimiento del uso de las hojas de yerba mate en 1592.
Este habría encontrado en las "guayacas" (Pequeños sacos de cuero en el que el indio transportaba sus más preciados bienes) de indios hostiles tomados prisioneros, envueltos en delgadas y suaves pieles, un polvo que resultó ser "caá".


Las virtudes que se le atribuyen, y a los que se refieren numerosos relatos de aquellos tiempos, hicieron que su consumo se difundiera en forma extraordinaria al punto de organizarse un intenso tráfico regular del producto, desde su zona de origen a todo el virreinato. Más tarde, los jesuitas radicados en el Paraguay a comienzos del siglo XVII, a fin de evitar las grandes distancias que los separaban de los lugares de producción, introdujeron el cultivo en algunas de sus "reducciones" o "misiones" distribuidas en la región que constituyen la provincia de Misiones, parte de Corrientes y parte del Paraguay.


Con la expulsión de los jesuitas, ocurrida en 1769 sobrevino la decadencia de los mismos, la reducción de su población y el abandono de los yerbales cultivados por los mismos. No tan sólo se perdieron éstos, sino que hasta la tradición de su cultivo.


Medio siglo después, el célebre médico y naturalista francés Aimé Goujaud, conocido como Bonpland, inició los primeros estudios científicos sobre la planta de yerba mate, su cultivo y sus usos. Con el mismo propósito visitó en 1820 ó 1821 el Paraguay donde solicitó permiso para recorrer algunos yerbales, pero, ante el temor que sus estudios pusieran en peligro al monopolio que sobre la yerba mate ejercía el Paraguay, fue tomado prisionero y confinado al interior del país, de donde recién fue liberado en 1829 ante gestiones de Alejandro Humboldt y del gobierno francés.


Fue Federico Neumann en la Colonia "Nueva Germania" en el Paraguay, al margen del río Aguaray Guazú, quien luego de muchos años de fracasados intentos logró obtener la germinación de semillas de yerba mate en 1896, obteniendo por primera vez en 1901, después del esplendor de la época jesuítica, un producto elaborado con yerba mate de cultivo.

Muv poco después, en 1903, se realizó la primera plantación racional y de importancia, en San Ignacio, Misiones, precisamente en la región donde venerables ruinas jesuíticas recuerdan los tiempos del esplendor de esas tierras.

Leyenda

Caá-Yarí

 

En una breve reseña sobre la yerba mate te contamos la leyenda de la Caá-Yarí, Diosa protectora de la yerba mate, que el escribano don Aníbal Cambas, presidente de la .Junta de Estudios Históricos de Misiones, en su libro "Leyendas Misioneras" relata así:

""Cuenta la leyenda que una de las tribus que habíase detenido en las laderas de las sierras donde tienen sus fuentes el Tabay. Dejó después de breve estada el lugar, y siguió su marcha a través de las frondas. Un viejo indio, agobiado por el Peso de los años, no pudo seguir a los que partieron obedeciendo el espíritu errante de la raza, quedando en el refugio de la selva en compañía de su hija, la hermosa Yarîi. Una tarde. cuando el sol desde el otro lado de las sierras se despedía con sus últimos fulgores, llegó hasta la humilde vivienda un extraño personaje, que por el color de su piel y por su rara indumentaria. no parecía ser oriundo de esos lares.


Arrimó el viejito del rancho un acutí (1) al fuego. y ofreció su sabrosa carne al desconocido visitante. El más preciado plato de los guaraníes, el tambú (2), brindó también el dueño de casa a su huésped.


Al recibir tan cálidas demostraciones de hospitalidad, quiso el visitante, que no era otro que un enviarlo de Tupá (3), recompensar a los generosos moradores de la vivienda. proporcionándoles el medio para que pudieran siempre ofrecer generoso agasajo a sus huéspedes, y para aliviar también las largas horas de soledad, en el escondido refugio situado en la cabecera del hermoso arroyo.


E hizo brotar una nueva planta en la selva, nombrando a Yarîi, Diosa protectora, y a su padre, custodia de la misma, enseñándoles a "sapecar" sus ramas al fuego, y a preparar la amarga y exquisita infusión, que constituiría la delicia de todos los visitantes de los hogares misioneros.


Y bajo la tierna protección de la joven, que fue desde entonces la CaáYarîi (4) y bajo la severa vigilancia del viejo indio, que fue el CaáYará (5), crece lozana y hermosa la nueva planta, con cuyas hojas y tallos se prepara el mate, que es hoy genuina expresión de la hospitalidad.


La imagen da la Diosa ha sido esculpida por la naturaleza como símbolo imperecedero, en una roca de las imponentes Cataratas del Iguazú desde donde, en el centro geográfico mismo de su limitado reino, sigue esparciendo sus gracias y bondades sobre la planta que tutela."


1 Acuti, roedor regional.
2 Gusano de carne blanca y abundante, criado por el Guaraní en los troncos del pindó, que no solo proporciona su abundante carne, sino también un aceite muy codiciado, con él curaban algunos males, apuraban las digestiones y se precavían de los innumerables insectos de la selva. 
3 Dios del bien.
4 y 5 Dioses protectores del Yerbal.

El Cultivo

 

En la peculiar constitución anatómica de la semilla y particularmente si éstas no son frescas, radican las dificultadas de su germinación.
Precisamente la carencia de semillas frescas que debían traerse de largas distancias, fueron causal de los fracasos y desalientos iniciales de los pioneros de su cultivo, Tanto fue así que se consideraba como incuestionable que, siendo una planta esencialmente selvática, sólo germinaba y prosperaba en su hábitat natural y dio pie para que la población autóctona, en su mente infantil, afirmara que desde la expulsión de los jesuitas una maldición pesaba sobre la planta. impidiendo su propagación artificial.
Sometíanse las semillas a baños de lejías y cáusticos a hacíanse pasar, previo a su siembra. por el tracto intestinal de algunas gallináceas.


Hoy la formación de almácigos ha dejado de ser un problema. Semillas frescas, obtenidas de frutos maduros, quebradas y remojadas por  algunas horas en agua, lavadas y limpias del hollejo y la pulpa mucilaginosa, una vez secas y sembradas al voleo entre los meses de marzo-abril, en platabandas de tierra vegetal y recubiertas luego por un ligero mantillo de buena tierra vegetal, liviana, con abundante riego y buen cuidado; germinan y brotan entre los 30 a 60 días.


Cuando la plantita de almácigo -protegida adecuadamente bajo carpas móviles de arpilleras- alcanza a tener 4 o 5 hojitas, se las lleva al vivero, extrayéndolas con un poco de tierra. Esta tarea suele hacerse también mediante el uso de macetitas de barro crudo o cilindros de laminillas de madera, donde se las mantienen durante nueve meses a un año a media sombra y bien regadas hasta el momento de su traslado al lugar definitivo.


En los primeros cultivos se llevaba la planta de vivero -una vez alcanzados unos 30 a 80 ctm. de alto- a los hoyos preparados adecuadamente y distribuidos uniformemente, en cuadrilátero o tresbolillo, a distancias variables entre 3 x 3 a 3,5 x 3,5 o más metros entre plantas y filas.
Al autorizarse en el año 1953 la renovación y ampliación de los cultivos, por resolución del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación, se dispuso la obligatoriedad de efectuar las plantaciones -con un máximo de hasta 1000 plantas por hectárea- en "curvas de nivel" a efectos de precaver los cultivos de la intensa erosión hídrica, notable en Misiones en razón de sus tierras onduladas, sometidas a frecuentes lluvias torrenciales.


Con ello se modificó simultáneamente la forma de plantación que, con frecuencia se realizó sin la preparación de hoyos, colocando la plantita directamente en la tierra, bien trabajada, en surcos adecuados a las curvas trazadas conforme al declive del terreno.
Durante los primeros tiempos, mediante "aripucas" (pirámides construidas con astillas de maderas, entrecruzadas) "ponchos" o "pantallas" de paja brava, o "estacas", abiertas hacia el norte, se protege a la plantita del frío, viento e insolación.


En el período de su arraigo, un año aproximadamente. se reponen las fallas y mantienen limpias de malezas por sucesivos carpidos, en tanto que en los años siguientes se procede, mediante poda, a dar forma adecuada a la futura planta.
De estas podas dependerá luego una buena cosecha por lo que se trata de obtener una planta de escasa altura y gran copa, que permita una buena luminosidad y facilite el acceso y labor del cosechero.


Las plantaciones de yerba mate, que no se hallan exentas de algunas enfermedades y plagas -hormigas. metaphalara, cochinillas, chicharras. taladros, etc: requiere, para su buena conservación, numerosos trabajos culturales anuales, que se adecuan a las necesidades y características de la plantación y terreno, consistentes en "podas de limpieza", carpidas, aradas y disqueadas, macheteadas, etc; tareas que en la actualidad han sido tecnificadas.

El TereRefrescante del Verano

El tereré es un refresco tradicional de la región del Gran Chaco (Paraguay, Bolivia y Argentina), consistente en una bebida de yerba mate (Ílex paraguariensis) con agua fría y otras hierbas; suelen emplearse la menta (Mentha arvensis), el cedrón (Lippia citriodora), menta peperina, hojas de pomelo, de palta, de naranjo, de limonero, y otras. Se diferencia del mate en que este último tradicionalmente se hace con agua caliente.

En Paraguay le llaman guampa al vaso en donde se coloca la yerba mate, que suele estar hecho de cuerno de vaca, a veces adornado con plata o algún otro metal. También se hacen “mates” (recipientes para tomar mate) de palosanto (Bulnesia sarmientoii).

El tereré es ideal en épocas de calor, en reemplazo del mate. Es muy bueno para mantenerse hidratado y para compartir en ronda con amigos.

Y aunque la tecnología haya avanzado enormemente y estemos perdidos en medio de la globalización la tradición y el sabor del tereré se mantiene intacto hasta hoy. Así la cantarilla de barro de las chacras ha evolucionado hasta llegar a los más variados y sofisticados termos forrados en cuero o jarras y guampas que ocupan el escritorio al lado de la computadora más moderna.   

De ser una tradición hogareña el tereré ha pasado a ser un "patrimonio nacional" que motiva debates en el Congreso Nacional o en las redes sociales en Paraguay. Gracias a un intento de apropiación en el Brasil, donde registraron la bebida, en Paraguay se llegó a la institucionalización del "Día Nacional del Tereré" fijado por ley para el último sábado de febrero.   

El tereré también tiene una ciudad que le rinde culto con un festival anual en Itakyry, Alto Paraná.

 

Origen

 

Derlis Benítez, en su libro "El Tereré" (Editorial El Lector, 1998) explica que si bien existe una infinidad de versiones sobre los orígenes del tereré, la bebida tal cual la conocemos hoy (con agua fría) se popularizó durante la Guerra del Chaco y no nació durante la contienda como muchos sostienen o creen.   


Una versión folclórica de la creación del tereré cuenta que durante la Guerra del Chaco (entre Paraguay y Bolivia, 1932-1935), las tropas comenzaron a beber el mate frío para no encender fuegos que delataran su posición. De todos modos es un hecho que el tereré se popularizó en el Paraguay recién cuando los soldados veteranos del Chaco lo introdujeron a la vida cotidiana.


Otra versión más del origen del tereré lo relaciona con los mensú (esclavos de los yerbales en el Paraguay y noreste argentino, hasta mediados del siglo XX), que si eran sorprendidos por los capangas (capataces) haciendo fuego para tomar mate eran brutalmente torturados, mutilados y sus cráneos utilizados como mates, por lo que optaron por empezar a tomar el mate frío. Se presume por esta razón que fueron estos mensú, enrolados en filas del ejército paraguayo quienes introdujeron esta costumbre.
Sin embargo se cree que el tereré ya era bebido por los indígenas guaraníes, y que en el s. XVII los jesuitas aprendieron de ellos las virtudes de la yerba mate (ka’a en guaraní). Los mismos jesuitas elogiaron los efectos de la yerba, ya que daba un cierto vigor al que ingería la infusión y calmaba la sed mejor que el agua pura.


Según el escritor criollo Ruy Díaz de Guzmán fue el gobernante (también criollo) Hernando Arias de Saavedra quien en 1592 encontró en posesión de indígenas hostiles tomados prisioneros, un polvo que resultó ser “ka’a”. Luego, empezaron a investigar las virtudes y propiedades de aquella planta silvestre, dándole gran aceptación para el consumo y comercialización. Después, los jesuitas lo cultivaron en las Misiones sería la zona que comprende la provincia argentina de Misiones, parte de la provincia argentina de Corrientes, parte del actual Paraguay (zonas del Paraguay Occidental), zonas hoy del Mato Grosso do Sul y parte del Río Grande del Sur.


El padre Bartomeu Meliá en sus "Curiosidades Históricas" señala que ya se hablaba de la bebida hecha con yerba mate en agua fría en documentos del año 1655, aunque sin precisar nada más ni referírsele con el nombre de tereré. Tampoco se hablaba de elementos como la bombilla que aparece recién en el siglo XVIII, con la presencia de los españoles durante la conquista y colonización.   
Con la independencia de los países americanos cada uno de los pueblos fue formando sus costumbres, leyes y tradiciones en las que influyen las condiciones climáticas. De ahí se explica por qué en Argentina y Uruguay se impone el agua caliente con la yerba mate y en el Paraguay el agua fría o tereré tal como acostumbraban los indígenas.   


En su recopilación sobre el tereré Derlis Benítez también cita un artículo de Manuel M. Ventre en el que señala que "la Guerra del Chaco popularizó un método de consumo, conocido siempre por los aborígenes: el mate frío o tereré, que hoy, al cabo de 60 años, se extendió de una manera extraordinaria, de tal forma que, según estudios, 8 de cada 10 paraguayos toman tereré...".  


En su "Mundo folclórico paraguayo", Mauricio Cardozo Ocampo agrega que "antes de la Guerra del Chaco, el tereré se bebía en algunas zonas del interior del país. En la gran contienda guerrera que abarcó los años 1932 a 1935, se generalizó el consumo del tereré".   

Las razones eran varias. La primera fue la falta de agua limpia que obligó a "filtrarla" con la yerba mate para aplacar la sed de los soldados. También se dice que ante la cercanía del enemigo era muy riesgoso hacer fuego para tomar mate, así que se prefirió el agua natural. "Los soldados bebían tereré, encontrando en este el estímulo necesario para las largas horas de contienda. Lo cierto es que del Chaco vino el tereré transformado en costumbre nacional", dice Cardozo Ocampo.

 

Utilización del Tereré

 

La palabra tereré es onomatopéyica, referida al sonido que emite la última chupada de la bombilla. Este sonido es tácitamente obligatorio dentro de la ceremonia del tereré, puesto que señala que se ha consumido todo lo que se ha cebado, quedando el recipiente listo para cebarle a la siguiente persona.


El tereré es consumido tanto en verano como en invierno, de día como de noche; en horarios de la mañana, el tereré comienza a ser consumido desde las 10:00; mientras que en horarios de la tarde es consumido desde las 15:00.


Al igual que con el mate (caliente) no se debe agradecer al que “ceba” el tereré sino hasta que uno no desea beber más. La palabra “gracias” le indica al cebador que quien le ha devuelto la guampa ya no desea seguir bebiendo.


Los remedios refrescantes que se mezclan para formar una infusión completa fría no se introducen en la guampa llena de yerba, sino que se echan (a veces con un “chorrito” de limón) previamente golpeados en un mortero de preferencia de palo santo, al jarro de agua que luego se verterá en porciones dentro de la guampa. De este modo cada bebedor de la “ronda de tereré” tomará una medida igual (de lo contrario el sabor se iría “lavando”). Si la jarra con agua y “remedios” se agota, el cebador consulta a los presentes si van a continuar con otra ronda más. Normalmente, sólo se agrega remedios refrescantes en horas de la mañana, es de creencia popular que en otro horario éstos pueden ser dañinos para la salud. Los remedios refrescantes suelen ser adquiridos en puestos de venta en las aceras de las calles en las ciudades o por vendedores ambulantes. Generalmente los vendedores son conocedores de los beneficios de cada planta medicinal y recomiendan la variedad y dosis a consumir.

Costumbre Guaraní

 

El tereré como bebida en todos sus aspectos es una tradición ciento por ciento guaraní, aunque existen las variantes regionales sobre su preparado y formas de consumo.


Por ejemplo el “tereré ruso”, que es popular en la zona sur del Paraguay, especialmente en el departamento de Itapua, adonde llegaron los rusos blancos (como el capitán Blinoff), quienes exiliados de su patria fueron acogidos por el Paraguay y pelearon la guerra del Chaco con los paraguayos. En lugar de agua emplean jugo de naranja y le agregan algunos aditivos a la misma yerba de la guampa.
El tereré es un evento social. Se reúnen amigos, familia, parejas, etc. Es una excusa para verse con amigos, algo más casual y por lo general cuando incluye un hombre y una mujer. "Vamos a tomar un tereré" indica que la persona desea compartir tiempo con uno pero que por otros motivos no puede ser una cita más formal. El tereré es algo que nunca pasa de moda entre los jóvenes, quienes con sus termos y guampas muestran sus preferencias de equipos de fútbol, colegio, promoción, etc.


En guaraní, los paraguayos llaman tereré rupá (literalmente ‘cama [o nido] del mate frío’) a una especie de refrigerio matutino antes del tereré, que tradicionalmente suele hacerse en horas de la media mañana (a eso de las nueve): se trata algún bocadillo para que el agua fría o la pérdida de potasio tras consumirlo no causen malestar.


En Paraguay, el tereré usualmente se toma con hierbas medicinales o "yuyos" (en guaraní se lo llama pohä ñaná), que pueden ser pohä ro'ÿsä o pohä akú (remedio refrescante o remedio caliente: respectivamente). Esto se hace con fines preventivos (defensas corporales, resfríos, gripe, etc.), curativos (para malestares de estómago, dolor de cabeza, problemas en la vía urinaria o el riñón, etc.), refrescantes o por simple gusto. Lo tradicional es que se recojan o compren frescos, para luego limpiarlos con agua potable, después machacarlos o apisonarlos hasta extraer su savia, y finalmente echarlos a la jarra o termo para tereré con un pedazo de hielo. Sin embargo, últimamente numerosas marcas de yerba mate han mezclado dichas hierbas con sus productos, creando lo que se conoce como yerba mate compuesta.

En Argentina

 

En las provincias del noreste argentino es muy común ver a la gente bebiendo tereré. Esto se observa sobre todo en las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones, norte de Santa Fe y Entre Ríos, y en la provincia de Buenos Aires. En estas reuniones, suelen juntarse amigos para tomar tereré y charlar, al igual que como sucede con el mate.


Los jugos en polvo aumentaron sus ventas entre los jóvenes para usarse en el tereré. También se observa que a medida que se expande hacia el sur, la bebida es más popular sólo entre los jóvenes y adolescentes, los cuales la preparan con una gran variedad de jugos de frutas (naturales o artificiales), preferentemente de frutos cítricos.


En ocasiones se consume un tereré cuyo recipiente es la mitad de un pomelo fresco convenientemente ahuecado; se recomienda beber tal tereré "al pomelo" varias horas después de haber consumido alimentos sólidos y, entre los neófitos, se recomienda iniciarse con dosis moderadas debido a que podría producir un efecto laxante.

En Brasil

 

En Brasil se consume en los estados de Paraná (el mayor productor de yerba mate de Brasil), Mato Grosso del Sur, y el interior del estado de São Paulo, principalmente por haber sido poblada por tribus guaraníes; pero es más tradicional como símbolo, en el estado de Mato Grosso del Sur, donde es consumido por gran parte de la población. El ciclo de la yerba mate en Brasil comenzó en la ciudad de Punta Porá, ciudad del actual estado de Mato Grosso del Sur, que limita con Pedro Juan Caballero, ciudad paraguaya.

Después de leer esto, sin dudas…. Está para un tere bien frío!!!!

FUENTES:
http://es.wikipedia.org/wiki/Terer%C3%A9
http://www.clubdelmate.com/recomendados/el-terere-el-mate-frio-utilizado-para-hidratarse-y-paliar-el-calor-habitos-y-costumbres-recomendados.htm
http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/el-terere-autenticamente-paraguayo-232327.html

Gastronomía Delicias de Misiones

La chipa, es un pancito preparado a base de almidón de mandioca y queso duro, que las migraciones internas están difundiendo en casi todo el Cono Sur. Algunas variantes del chipá o chipa son: el chipá mbocá, el chipá avatí y elchipá so'ó, los cuales se elaboran en el Noreste argentino debido al legado guaraní-jesuita dejado en la región. El almidón de mandioca (tapioca) es también la base del mbejú(dicho mbeyú o beyú). De la región chaqueña es típica la torta parrilla la cual se parece a una enorme torta frita ya que se basa en una masa de harina, agua y grasa cocinada sobre una parrilla o directamente sobre las brasas, una variante compleja de tortas fritas de mandioca son los lampreados o lambreados o payaguas mascadas (no se debe confundir este lampreado norestino con las preparaciones de carnes rebosadas en harina y huevo y luego fritas llamadas "lampreados" en el el noroeste y centro de Argentina ya que en tales casos los lampreados son en realidad escalopes en los que a veces las carnes han sido previamente marinadas con vinagre y perejil, ajo etc.).

Otro plato difundido es la llamada "sopa paraguaya" que pese a su nombre es como una polenta, aunque con más consitencia, y con una presentación que recuerda a una torta. A su vez, hay una preparación típica de Corrientes la cual se llama sopa correntina, que pese a lo que se pueda pensar, es diferente a la sopa paraguaya. En el Chaco es común el guiso carrero. En Misiones se consume mucho la mandioca frita, y también se consume considerablemente la raspadura. Otro plato común y típico de todo el Noreste argentino es el chicharrón trenzado.

http://es.wikipedia.org/wiki/Gastronom%C3%ADa_de_Argentina#Regi.C3.B3n_Noreste

La Mandioca

La mandioca es una planta que puede ser utilizada en forma integral, es decir, la raíz y follaje tienen propiedades nutricionales muy diferentes, pero complementarias entre sí. La raíz es una buena fuente de energía, y el follaje, de proteínas. El tallo principal se utiliza como estaca semilla para la siembra. Existen muchas variedades de mandioca.

Paraguay es el de mayor rendimiento promedio por hectárea, superando las 15 toneladas. 

Se conocen dos variedades:

-La amarga (tóxica) pertenece a la especie Manihot esculenta, de donde se obtiene el almidón o tapioca.

La dulce (no tóxica) pertenece a la especie Manihot utilissima, que se la utiliza como una verdura. Hervida tiene una consistencia pegajosa y de sabor muy suave, en cambio frita resulta más sabrosa por su sabor dulce y consistencia crocante.
De su raíz tuberosa se obtiene el almidón de mandioca o cassava y una harina que en Brasil la utilizan para la elaboración de tortillas finas o tostadas llamadas pan de mandioca o farola tostada. Los chipa del norte de Argentina y Paraguay se hacen con harina de mandioca, queso y leche, también se hierve y luego frita como acompañamiento en reemplazo del pan. El casabe Venezolano, consiste en una torta hecha con harina de mandioca.

La forma de preparación del almidón de mandioca:
Cocinar antes de consumir, porque sus elementos tóxicos desaparecen al hervirla.

El 1.5% de la raíz está constituido por la película externa de color marrón llamada suberosa. Esta parte se utiliza como fuente de abono para cultivos. La cáscara o corteza ocupa el 16.5%, tiene mayor contenido de agua y ácido cianhídrico que la parte central.
La pulpa o cilindro central es el 82% de la raíz. Estos valores son tomados como promedios, ya que varían de acuerdo a la zona, variedad, suelo, manejo, destino y cantidad de humedad durante el ciclo de producción.

La raíz es una buena fuente de energía y minerales; el follaje, de proteínas, aminoácidos y vitaminas, sobre todo la “C”.

Generalmente la forma y tamaño del follaje depende también del tipo de planta.
En su base la planta presenta uno o más tallos de características  leñosos erguidos y nudosos de hasta  2 a 3 cm. de diámetro, cada tallo se divide  en tres ramas y cada rama se subdivide en tres. Al cortar el tallo sale una sabia blanca parecida a la leche y tanto las hojas como los tallos de la planta pueden ser utilizados como alimento para animales.

Reproducción
Para la plantación  se requiere utilizar como semilla la "estacas" que son partes del tallo principal (parte media y basal) que tengan 3-5 nudos con sus yemas hinchadas; cuando la planta está en plena madurez.

Plantación
Existen muchas formas de plantación las zonas. La forma más generalizada de siembra es en la posición oblicua de la estaca, por ser más fácil y habrá dominancia apical en los extremos de la estaca para la formación de las raíces.
Normalmente  se deja un separación de 1 a 1,5 metros. Entre las hileras y 1 metro entre cada planta. De ésta forma se llega a  plantar de 7000 a 10000 plantas de mandioca  por hectárea.
A las  3 o 4 semanas de haber plantado   se escarda (se carpe)  por primera vez. Se escarda por segunda vez a los dos meses, después de esto la planta es lo suficientemente grande como para no dejar crecer malas hierva.

Recolección
Puede cosecharse luego de ocho a 24 meses después de su plantación puesto que alcanzan su madures cuando se nota  un amarillamiento generalizado de abajo hacia arriba en las plantas.
Si el suelo está duro o seco previo a la cosecha o arrancado, se acostumbra regar el área que se va a cosechar. El arrancado o cosecha comprende tres etapas::
a. deshojado de las plantas
b. corte del tallo (estacón) a 15-20 cm. por encima de cuello.
c. arrancado o cosecha - evitando deterioro.
Para nuestro medio la forma de cosecha es a mano.

Es muy importante destacar que para el consumo humano la mandioca no debe durar en el congelador  más de 10 días y al extráela su utilización no debe tardar, mientras que  si se encuentra en estado natural su tiempo de consumo puede variar entre los 4 y 5 días máximo  cuando ya no se puede consumir este tubérculo presenta en la pulpa un circulo de color negro.

Preparar la Mandioca

La raíz es una buena fuente de energía, y el follaje, de proteínas. El tallo principal se utiliza como estaca semilla para la siembra. Existen muchas variedades de mandioca.

Fuentes:
http://archivo.abc.com.py/suplementos/rural/articulos.php?pid=35306
http://www.euroresidentes.com/Alimentos/definiciones/mandioca.htm
http://www.oni.escuelas.edu.ar/2002/misiones/mandioca/introduc.htm

El Reviro

El Reviro es una comida de origen Guaranítico, se hace en el Paraguay, Argentina y sur de Brasil, antiguamente se usaba harina de maíz. 

Puede comerse dulce, con el mate o acompañado con carne, ensalada u otra cosa como comida principal, frío o caliente.

INGREDIENTES
3 cucharadas de grasa
½ kilo de harina  
1 taza de agua
1 huevo (opcional)
sal

http://www.tembiuparaguay.com/2010/10/reviro.html#.UOtVNB03sZ0

Preparación:

  • Se pone el harina en un recipiente y se mezcla con agua hasta que quede como un engrudo no muy blando se le agregan los huevos, sal a gusto.
  • Poner en una cacerola más bien de fundición o en su defecto una de aluminio, agregar una taza de grasa y media de Aceite de oliva para que salga un poco más suave.
  • Calentar dicho aceite, cuando este bien caliente introducir dicha preparación he ir trozando con un cucharon de madera (ir revolviendo dicha mezcla hasta que esté bien cocinada granulada y tostada) retirar del fuego y servir.
  • http://www.recetasgratis.net/Receta-de-reviro-receta-31635.html

    Reviro

    El Reviro es una comida de origen Guaranítico, se hace en el Paraguay, Argentina y sur de Brasil, antiguamente se usaba harina de maíz. Puede comerse dulce, con el mate.

    Preparar el Reviro
    1. Se pone el harina en un recipiente y se mezcla con agua hasta que quede como un engrudo no muy blando se le agregan los huevos, sal a gusto.
    2. Poner en una cacerola...

    Mbeyú

    El m'beyú o mbeyú (escrito en guaraní como mbeju -se pronuncia en todos los casos mbeyú , o abreviadamente, "beyú"-), es un vocablo guaraní que significa “torta”. Es un plato propio y típico de Paraguay. Se trata de un panqueque de almidón (polisacárido de reserva alimenticia predominante en las plantas, que proporciona el 70-80% de las calorías consumidas por los humanos de todo el mundo), si bien en su preparación admite otros ingredientes de base, como la harina.

    Ingredientes

    Para el “mbeyú” o “mbeju” tradicional se utilizan los ingredientes siguientes: almidón, harina de maíz, huevo, grasa de cerdo, sal fina, queso fresco y leche. Para la preparación de la variedad denominada “mbejú avevó” (en guaraní, “torta hinchada”) se utilizan los mismos ingredientes ya citados, pero en cantidades más grandes tanto la grasa de cerdo como los huevos y el queso. En la elaboración del “mbejú de fariña” se sustituye el almidón por harina de mandioca. En Brasil es conocido como beju (pronunciándose de un modo muy similar: beyú). * El mbeyu tradicional en Paraguay la receta no lleva huevo.

    Preparación

    8 huevos
    300g grasa de cerdo
    1 taza de leche
    1kg de almidón mandioca
    1/2kg de queso paraguay o queso criollo
    Sal a gusto.

    El “mbejú tradicional” sigue los pasos siguientes en su preparación: se aplasta el almidón con un palo de amasar, para luego cernirlo y pesarlo. Se agrega grasa y queso desmenuzado. Se bate a mano ese preparado hasta que logre la contextura que se asemeje a una crema. Se agregan huevo, sal y leche y se prosigue con el batido. Al final, se incorporan el almidón y la harina de maíz, mezclando todo con la mano hasta que quede como pan rallado.
    Luego se calienta una sartén hasta que logre una temperatura bien alta y se la engrasa ligeramente. Se coloca sobre ella una capa de 1 centímetro y medio de la mezcla, apretando los bordes con el dorso de la cuchara. Se deja cocer unos pocos minutos moviendo la sartén para que se cocine parejo y no se queme en el centro. Con la ayuda de una tapa, dar vuelta el “mbejú” sobre la sartén terminando la cocción de la misma forma ya descrita.

    Referencias

    • “Tembi’u Paraguay” de Josefina Velilla de Aquino
    • “Karú rekó – Antropología culinaria paraguaya”, de Margarita Miró Ibars
    Mbeyu

    El m'beyú o mbeyú (escrito en guaraní como mbeju -se pronuncia en todos los casos mbeyú , o abreviadamente, "beyú"-), es un vocablo guaraní que significa “torta”.

    Preparar el Mbeyu

    Es un plato propio y típico de Paraguay. Se trata de un panqueque de almidón (polisacárido de reserva alimenticia predominante en las plantas, que proporciona el 70-80% de las calorías.

    Yopará

    Para atraer a los duendes de la abundancia, augurar buenas cosechas y que no falte el pan en la mesa, se prepara un guiso con maíz, porotos, verduras y carnes de diversos tipos.

    Para los guaraníes, octubre es un mes de pocas cosechas y donde escasean alimentos. Los aborígenes notaban que en la época en que florecían los lapachos, disminuían las reservas de alimento, ya que no había frutos que recoger en el monte y los animales estaban muy flacos por la salida del invierno, y la agricultura que hacían como ser maíz, mandioca, batata, recién se sembraban a partir de allí.
    Según dicta la tradición guaraní, el primer día de octubre llega el "Caraí", un duende maléfico que visita las casas y las comunidades y, en donde ve pobreza, el duende se queda trayendo aún más miseria. Mientras que en la casa en que se cocina yopará, el Caraí Octubre no se queda.

    El yopará que se cocina el primero de octubre, serviría para atraer los duendes de la abundancia, augurar buenas cosechas y que no falte el pan.
    Originariamente, el yopará se hacía con carne seca (charque) y a veces se le agregaba mandioca o batata, pero los elementos imprescindibles son los porotos y el maíz. 


    Ingredientes:
    1/2 kg. de porotos negros y colorados
    1/2 kg. de maíz blanco
    1/2 kg. de zapallo
    2 cebollas
    1/2 taza de cebollita de verdeo picada
    1 cucharadita de orégano seco
    Sal
    1 cucharada de aceite


    Preparación:
    remojar el maíz y los porotos en recipientes separados por espacio de cuatro horas, y hervirlos sin sal.
    Freír la cebolla picada en el aceite, agregar el zapallo cortado en trozo. Después agregar el maíz y los porotos con el agua de cocción. Condimentar con el orégano y la cebollita.

    Fuente: Sabores regionales, El Territorio

    Yopará

    Para atraer a los duendes de la abundancia, augurar buenas cosechas y que no falte el pan en la mesa, se prepara un guiso con maíz, porotos, verduras y carnes de diversos tipos.

    Yopará

    El yopará que se cocina el primero de octubre, serviría para atraer los duendes de la abundancia, augurar buenas cosechas y que no falte el pan.
    Originariamente, se hacía con carne seca.

    Caburé

    Es una comida típica del Paraguay, pero la cercanía territorial y cultural con Misiones, hace de este alimento algo cotidiano, donde la harina de maíz, la mandioca son base fundamental de la gastronomía regional. Es una de las 70 variedades identificadas de la que bien puede llamarse “familia de las chipas” en la gastronomía popular paraguaya.

    Los ingredientes de la chipa Caburé son: 4 huevos, 150 grs de queso de campo, 1 taza de leche, 150 grs. de grasa o manteca, 2 cucharaditas de sal fina, 1 cucharada de semillas de anís como opción, 1 kg de fécula o almidón de mandioca.

    La preparación consiste en amasar todos los ingredientes a la vez, formando una masa blanda;  luego de lograda la consistencia adecuada, se debe envolver la masa en un palo - tipo palo de escoba - donde será expuesta a las brasas en rotación constante para que se cocine parejo. Cuando la masa se desprende sola del palo, el Caburé está listo para comer.

    La localidad de Jardín América realiza la Fiesta Provincial del Caburé, en el mes de agosto. Allí se prueba esa comida y otras delicias criollas como la chipa soo, el mbeyu.

     

    Caburé

    Es una comida típica del Paraguay, pero la cercanía territorial y cultural con Misiones, hace de este alimento algo cotidiano, donde la harina de maíz, la mandioca son base de la gastronomía.

    Preparar Caburé

    La localidad de Jardín América realiza la Fiesta Provincial del Caburé, en el mes de agosto. Allí se prueba esa comida y otras delicias criollas como la chipa soo, el mbeyu.

    Chipa

    Es un pan pequeño hecho con almidón de mandioca, queso duro, leche, huevos, manteca y sal; también se le puede añadir un poco de levadura en polvo y/o un chorrito de jugo de naranja y/o un poco de aceite de girasol. Este plato, bajo estas denominaciones y casi con los mismos ingredientes y proporciones de estos, es propio de Paraguay, Argentina (del Nordeste argentino), y de parte del Suroeste brasileño.

    Origen e historia

    Se considera que fue en la región de las Misiones Jesuíticas-Guaraníes, región que era de dominio guaraní antes de la llegada de los colonizadores, donde se desarrolló la cultura y gastronomía de lo que actualmente se conoce como “Área Guaranítica” (zona geográfica sudamericana que conserva parte de la cultura guaraní).

    En los registros históricos de la época de la colonia y de los Jesuitas aparece en varios párrafos que los guaraníes preparaban tortas y panes de mandioca o de maíz.  Durante la época de las Misiones Jesuíticas-Guaraníes, la alimentación guaraní fue complementada con otros alimentos (e ideas sobre estos) que portaron los Jesuitas desde el viejo continente consigo. Esto se debió a la introducción de ganado en el área de dichas Misiones, y a partir de estos se obtenían "nuevos" alimentos (para la mencionada zona), tales como: carne bovina y ovina, leche, huevos, quesos, etc. De esta manera, comidas con ingredientes de la base gastronómica guaraní (maíz, mandioca, zapallo, etc.) se entremezclaron con ingredientes traídos por los conquistadores y los Jesuitas (carne, leche, quesos, huevos, etc.), dando lugar a comidas que se han consumido desde esa Época Colonial hasta la actualidad. Seguramente haya sido en este contexto y en esa zona de las Misiones donde se originó la receta base del chipá o “chipa almidón”, y a partir de esta sus distintas variantes.
    A partir de mediados-finales del siglo XIX, las inmigraciones internas argentinas (y en este caso, especialmente la correntina), y la paraguaya han hecho que el/la chipá/chipa sea de consumo bastante habitual en puntos geográficos tan lejanos a la región de origen de esta comida (frontera entre Paraguay, Argentina y Brasil), como la Ciudad de Buenos Aires.
    Además, a día de hoy, el chipá o chipa es de consumo habitual y tradicional (además de propio y originario) en el Noreste de Argentina y en todo Paraguay. En Brasil se consume el chipa, pero con su propia forma de prepararlo y bajo el nombre de pan de queso, aunque en la región donde antaño se originó esta comida, también es llamado "chipá". Relativamente cerca a toda esta región (en el Este de Bolivia), y también con nombre guaraní, se consume una comida muy similar llamada "cuñapé" (pecho de mujer, en idioma guaraní); el cuñapé podría tener un origen similar, si es que no es el mismo, al chipá o chipa.

    Elaboración

    La variante de chipá o chipa más frecuente se elabora con almidón de mandioca, leche, queso, huevos, un poquito de sal y manteca o aceite, con los que se preparan pequeños bollitos de 4 cm de diámetro, aproximadamente. La ligereza de la fécula de mandioca, molida muy finamente, le da una consistencia especial y permite que sea el queso fundido el que domine el sabor. En ocasiones se le aliña con semillas de anís, y en otras se le añade un poco de jugo de naranja (uno de los cultivos más importante en Corrientes). Algunas veces, a todo esto se le añade un poco de harina de maíz, o en su defecto de trigo, para darle algo más de consistencia al chipá o chipa.

    Variantes

    Otras variantes, incluyen el chipa guasu o chipa guazú (chipa grande) elaborado con harina de maíz en estado fresco (choclo) (el cual es uno de los platos habituales en la mesa de los viernes o durante la Cuaresma al no contener carne), el chipá asador o chipá caburé o chipá mbocá (que se cuece con el calor de brasas y alrededor de un palo, con lo que no cuenta con una esponjosa parte interna), el chipá avatí (elaborado con harina de maíz, blanco o amarillo)), el chipa so'o (con un pequeño relleno de carne de vaca molida), elchipá quesú (el cual se elabora con queso fresco, preferentemente de cabra), etc.
    Hay otras variedades de chipás que se diferencian por sus ingredientes, como por ejemplo el "chipá maduví" (hecha con una mezcla de harina de maíz y de maní), el "chipá rora" (hecha de la cáscara de la semilla de maíz luego de haber sido colado", este chipá sería el equivalente al pan salvado). Otra variante es el chipá maí que es el "pan de queso" brasileño.
    En Semana Santa, las familias del Noreste argentino y las paraguayas que son católicas suelen preparar los chipás para compartir con los familiares y los amigos, y se constituye en la única comida en el día Viernes Santo de los mismos.

    Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Chip%C3%A1

    Chipa

    Otras variantes, incluyen el chipa guasu o chipa guazú (chipa grande) elaborado con harina de maíz en estado fresco (choclo) (el cual es uno de los platos habituales durante la Cuaresma). 

    Historia Misiones y su Historia

    La ocupación de la provincia de Misiones se dio a fines del siglo XIX. La presencia indígena en esta provincia era demográficamente muy débil y los modelos culturales existentes provenían del Paraguay con su cultura criolla guaranitizada) y del Brasil.

    Sobre esta base tuvo lugar la colonización que conjugó un patrón de ocupación y tenencia centrado en la explotación familiar y en la propiedad de la tierra, con un aporte cultural originario de Europa.

    Durante el siglo XVII y la mayor parte del XVIII, el actual territorio de Misiones fue parte de un floreciente imperio teocrático, fundado y originado por los jesuitas. Después de la expulsión de los jesuitas (1767), la compleja organización social y económica creada por estos colapsos, y los pueblos, diezmados por las continuas incursiones de los bandeirantes provenientes del Brasil, fueron abandonados en su mayoría. Con posterioridad a la independencia, el general indígena Andrés Guacurarí, lugarteniente de Artigas, trató de contener el avance brasileño. Su derrota final y consiguiente invasión del territorio de las misiones por las tropas del Márquez de Chagas, significó un verdadero genocidio practicado por las tropas imperiales.

    Misiones se convirtió en un desierto habitado por una seminómada población de forajidos, pequeños agricultores primitivos y mineros de yerba mate salvaje, muy pocos de ellos argentinos. Por otra parte, las autoridades argentinas no demostraron mucho interés por esta zona tan alejada del núcleo poblacional y económico nacional. No fue sino hasta la guerra de la Triple Alianza (1865- 1870) que las autoridades tuvieron conciencia de la importancia estratégica del territorio y la escasez de población nacional en el mismo.

    La provincia de Corrientes ejerció jurisdicción sobre Misiones desde 1830 hasta 1882, cuando fue creado el territorio Nacional de Misiones, con autoridades nombradas por el gobierno federal. En 1881 las autoridades correntinas autorizan la colonización de cualquier parte de Misiones, bajo la Ley Nacional de Inmigración y Colonización promulgada por el Presidente Nicolás Avellaneda en 1876. Esta Ley fomenta la inmigración de colonizadores europeos con el fin de poblar los extensos territorios vírgenes de la argentina, como una forma de afirmar la soberanía nacional y una forma de incorporar fuerza de trabajo una nación joven y de gran riqueza.

    El territorio Nacional de Misiones se benefició de la política inmigratoria generada por el estado nacional y ello dio pie a la conformación de una sociedad plural en lo racial, lo religioso y lo cultural. En Misiones podemos identificar dos corrientes colonizadoras principales: una que es fruto del incentivo oficial o gubernamental, y otra que surge de la acción privada o de particulares.

     

    Reservas Naturales Parques Nacionales y Provinciales

    Misiones y sus Reservas Naturales

    Misiones, es la única en el país, con un organismo de incumbencia ambientales y forestales de rango ministerial, esto refleja el compromiso y esfuerzos concretos de pueblo y gobierno en la defensa del medio ambiente, y en el contralor de una racional explotación de sus recursos naturales. Ello se da, por un lado como autoridad de aplicación de la Ley de Áreas Naturales Protegidas Nº 2932/94 y por otro lado con un esquema de control forestal, en el marco de la Ley de Bosques Nº 854, y la Ley de Bosques Protegidos Nº 3426.

    El sistema de Áreas Naturales Protegidas, con una superficie aproximada a las 450.000 has., comprende un arco de parques provinciales, reservas naturales y una reserva de Biosfera (reconocida como tal por la UNESCO).

    Por otra parte, y como una simbiosis de las dos áreas del Ministerio, Ecología y Bosques, se crea la Unidad Especial de Gestión Corredor Verde, cuya ley de creación Nº 3631, fuera sancionada a fines de 1999, con la que se aspira a asegurar la conectividad de la masa boscosa, en 1.110.000 hectáreas, tanto de tierras privadas como de parques provinciales. El Corredor Verde junto a la conservación de parques y reservas provinciales, altas cuencas generadoras de agua limpia, bosques protectores apunta al desarrollo sustentable, al servicio del irrenunciable mejoramiento de la calidad de vida del hombre, con una explotación racional de la masa boscosa.-

    • El Ministerio de Ecología y R.N.R., tiene como misión especial:
    • Proteger el medio ambiente y especie naturales, preservando su carácter de bancos genéticos, de reguladores ambientales y de fuentes de materias primas a perpetuidad, mejorando, cuando corresponda su productividad.
    • Proteger ecosistemas y habitats terrestres y acuáticos, que alberguen especies migratorias, endémicas, raras, amenazadas y de uso comercial.
    • Proteger los ecosistemas que contengan cursos de agua, garantizando su subsistencia a perpetuidad.
    • Garantizar la diversidad biológica, genética y los procesos ecológicos y evolutivos naturales.
    • Minimizar la erosión de los suelos.
    • Conservar el patrimonio natural, cultural, arqueológico y paleontológico.
    • Por otra parte una herramienta de gestión estratégica, única en el Estado Provincial, es el área de Información Satelital. La provisión de imágenes satelitales, y la incorporación de sofisticada tecnología como los georeferenciadores satelitales (GPS) junto a la implementación de un servicio informático integrado con áreas clave del Estado Provincial como Dirección de Catastro, Dirección de Registro de la Propiedad y Dirección de tierras, permitirán brindar en un corto lapso un invalorable servicio al propio Estado Provincial y al sector privado.

    La Campaña Forestal 2.000, en el marco de la Ley Nacional 25.080, que promueve un régimen de inversiones en bosques cultivados, actualmente con una superficie aproximada a las 220.000 hectáreas, va a permitir un salto no solo cuantitativo sino también cualitativo de nuestra Provincia, ratificando su liderazgo en el país en materia forestal. Las presentaciones, se aproxima a las 100.000 hectáreas, pero destacándose muy especialmente, la gran participación de pequeños colonos en un número cercano a los 8.000. Esto último facilitará, sin duda alguna, un cambio de cultura de nuestros colonos, con una añeja conciencia agraria deforestadora a través de los rosados.

    Por último, el Ministerio es también competente en materia de incendios forestales. Par ello, ha implementado a partir de este año un Plan Provincial de Manejo de Fuego, coordinando tareas con entidades gubernamentales de orden municipal, provincial y nacional, e igualmente con consorcios forestales privados, asociaciones de bomberos voluntarios. Esto comprende tanto la capacitación de recursos humanos, y la formación de brigadas, la concientización de la población, sobre todo en ámbitos rurales sobre prácticas adecuadas en el manejo de fuego. La presupresión, a través del monitoreo de condiciones climáticas, y una red provincial de alerta temprana; con una inversión en tecnología y equipamientos adecuados para el combate del fuego, por la suma de $ 100.000, para complementar la infraestructura con la que cuentan, tanto bomberos como los consorcios privados.

    PARQUES PROVINCIALES, UNA SÍNTESIS

    Elaborado por: Ernesto R. Krauczuk.


    El objetivo de este informe es dar una idea de lo que posee cada una de las áreas protegidas con dominio de la Provincia de Misiones.
    En las áreas silvestres protegidas existe un variado elenco de elementos a observar y vivenciar, aún así se debe tener presente que el objeto de conservación son todos los recursos y en función a ello cuando uno visita un área silvestre debe tener presente que se pueden presentar riesgos y simplemente hay que estar alerta.

    El visitante deberá dirigirse a los sectores de acampe habilitados en todos los Parques Provinciales los que localizará a través de preguntas a los Guarda parques o a través de la cartelera existente y aún cuando lo haga deberá tener en cuenta de no hacerlo en la línea de máxima creciente de los arroyos, debajo de árboles secos o enfermos o sin avisar al Guarda parque hasta dónde se dirigirá dentro de los senderos de interpretación.
    Muchos Parques Provinciales posee cascadas y lugares dónde ingresar al agua a refrescarse, ante ello los que lo hagan deberán tener presente que es su responsabilidad y en lugares dónde el río es peligroso no esta permitido hacerlo (MOCONÁ, TEYÚ CUARÉ, ISLA CARAGUATAY, etc.); deberá tener en cuenta las grandes pendientes al bajar al valle, en Salto Encantado o que así ascender en Teyú Cuaré deberá caminar mas de 300 escalones.
    Por ejemplo en el PARQUE PROVINCIAL DE LA SIERRA RAÚL MARTÍNEZ CROVETTO posee numerosos cursos de agua y varias cascadas sin barandas de seguridad, profundas pendientes que deberá realizar esfuerzos para volver al vehículo, aquí son por lo menos 5 cascadas.

    Cuando se enfrenta a fauna silvestre deberá tener en cuenta que es "silvestre" y ante ello no intente acariciar ni osar a aproximarse a sacar fotos, por que no se sabe como va ha reaccionar ante un ser humano.
    Otro elemento a tener en cuenta es que no resulta nada gracioso arrojar piedras al valle en una cascada, deberá tener presente que puede haber personas caminando en ese valle y puede producir un accidente. Los residuos que genere es conveniente que los retorne a un tacho de residuo o por lo menos lo lleve de vuelta por que tenemos muy lindos paisajes que se afean por los residuos (miradores del Cuñá Pirú).
    Cuando se dirige a las grandes áreas silvestres debe tener presente que puede llegarse a encontrar con una piara de pecaríes labiados o los grandes felinos, ante ello debe ser precavido.

    Cuando acampe deberá tener en cuenta dónde hace el fogón, separar las hojas secas o pastos secos a una relativa distancia por el riesgo a producir incendios. En fin cuando ingrese a un área silvestre hágalo por el lugar habilitado al efecto y asesórese para evitar inconvenientes.

    PARQUE PROVINCIAL PROFUNDIDAD

    Se observan en forma preliminar 5 comunidades diferentes o macro ambientes, cada uno con predominancia de diferentes especies, entonces encontramos:

    a- Pajonal Mesófilo con Urunday: ocupa poca superficie, en el límite con la escuela, presenta un suelo con la roca madre casi aflorante, con muchas comunidades pioneras entremezcladas, con abundancia del espartillo (Elionurus sp.) aunque se presenta muy convertido, por el intenso uso ganadero (bovino, equino, caprino y ovino) que se realizó del mismo durante la ausencia de la cerca perimetral.

    b- Pajonal Higrófilo: también muy convertido por el uso ganadero, presenta e la mayor parte del tiempo agua en carácter líquida. Cuando las temperaturas son altas, parte de este pajonal se seca debido a las canalizaciones y desagües existentes, para que el camino vecinal permanezca en funcionamiento. En algunos lugares presenta algunos ejemplares de espinillo y pitanga. Presenta vegetación palustre como es el caso del falso camalote, del Eryngium sp. entre otras especies. Esta formación se presenta sobre un manto de roca prácticamente impermeable, que impide que el agua se filtre con facilidad. Presenta suelo negro.

    c- Comunidades Pioneras: se presentan dónde existen roca aflorante, entremezclado en este caso con el pajonal mesófilo con urunday, en el borde del ecotono, y entremezclado con el pajonal higrófilo en cercanías del salto. Esta comunidad presenta pequeños cactus del género Parodia, varias especies de helechos (géneros Selaginella, Anemia y otras), líquenes incrustantes, etc.

    d- Ecotono de Curupay, Chichita y Urunday: Se presenta a ambos lados del salto, desde la escuela hasta el otro extremo bordeando la selva mixta, con suelo del complejo 6B, es decir con afloramientos rocosos y pendiente. Aquí aparte de las especies citadas se presenta en abundancia pitangas, falso cocú, algunos aguaribay, arbustos de maría negra, niño rupá y espinillo.

    e- Selvas con Urunday: Se presenta como un rodal, sobre el lindero N, en una zona de afloramientos rocosos. Ocupa poca superficie y crece allí también canela de venado, ubajay mí, anchico colorado entre otras especies. Entre los urunday hay algunas vertientes temporarias dónde se desarrollan especies herbáceas.

    f- Selvas Mixtas: sobre las márgenes del arroyo y encontramos aquí algunos ejemplares de lapacho negro, grandes ombú, algunas guayubira, alecrín, azota caballo, grapia, anchico colorado, maría preta, guatambú blanco, tarumá, guatambú amarillo, canafisto, cedro, peteribí, camboata hoja serrada, araticú, canela de venado, ibirá taí, laurel negro, grapia, higuerones, la tacuara denominada criciuma, orquídeas de diversos géneros, enredadera varias, entre otras especies.

    g- Ambiente Antrópico (Parquizado): ocupa varios ambientes muy transformados y completamente eliminada la vegetación arbustiva y la herbácea prácticamente reemplazada. Esta selva fue siempre explotada para actividades recreativas, educativas, ceremonias religiosas y de rélax. Abarca las partes convertidas de las selvas mixtas y del ecotono de curupay, chichita y urunday. Las especies que aparecen aquí corresponden al mismo elenco que en las comunidades descriptas anteriormente.

    h- Comunidades Acuáticas: Se presenta con una sola característica y es la del arroyo permanente, y con afluentes en temporadas de lluvias.

    PARQUE PROVINCIAL FACHINAL:

    Se encuentra localizado sobre lo alto de un cerro con vertientes temporarias que desaguan en la cuenca del Arroyo Garupá, el lote está cubierto de selva y/o pajonales mesófilos (poco representado dentro del lote) la primera con abundancia de urunday y la segunda con abundancia de espinillo. En la transición entre ambos ambientes encontramos abundancia de chichita, niño rupá y también tataré y ya en la selva, canela de venado, guayubira, lapacho negro (que se localizan principalmente en el planalto dónde comienzan las pendientes). Aquí merece principal mención la especie denominada tataré, ya que es el único Parque Provincial que posee la especie. Aún así los árboles maduros de esta especie tienen ubicación en un lote lindero (al NO del Parque) y muchos renovales en el planalto, dónde existen planchones de basalto, en unos ambientes de transición entre pajonales mesófilos, comunidades pioneras y selvas con urunday. Se observan en forma preliminar 5 comunidades diferentes o macro ambientes, cada uno con predominancia de diferentes especies entonces encontramos:

    a- Pajonal Mesófilo: presenta un suelo con la roca madre casi aflorante (algunas de gran tamaño) y algunas vertientes. Presenta solo una característica e incluye el Urunday y el espinillo, con abundancia del espartillo oloroso (Elionurus sp.), ya llegando a la transición con la selva sobresalen pastos mas duros y altos.

    b- Comunidades Pioneras: se presentan dónde existen roca aflorante, a veces entremezclado con el urunday y los espinillos. En otros casos se presenta dentro de la transición entre la selva y los pajonales a lo que se denomina localmente campiñas. La totalidad de la formación: la selva con urunday, el ecotono entre la selva y el pajonal y las campiñas se denominan fachinal.

    c- Ecotono con Urunday, Tataré y Chichita: se encuentra ya en el planalto, donde también es abundante el niño rupá y un arbusto oloroso denominado maría negra. Además existe abundancia de caraguatá en el estrato herbáceo dónde los urunday son mas altos y densos. En algunos lugares se presenta el aguaribay, el pindó, lapachos chicos y renovales de canela de venado.

    d- Selvas con Urunday: es la formación más extensa dentro del Parque. En ella existe abundancia de la especie característica en la que hallamos numerosos arboles con diámetros significativos. Es importante destacar que no hay en ningún otro lugar de la provincia tanta abundancia de arboles de urunday con diámetros de estas dimensiones. Otras especies que conforman esta selva son lapacho negro, canela de venado (poca abundancia) y gran abundancia de yaborandí o ibirataí en el estrato arbustivo. En el estrato herbáceo aparecen dos especies de orquídeas, helechos doradillas (poca abundancia) sobre todo dónde existen grandes piedras, entre otras especies. Como epífitas aparecen aquí orquídeas del género Sophronitis y Brassabola, además de una bromelia pequeña de color grisáceo.

    e- Selvas Mixtas: encontramos aquí gran abundancia de guayubira, pocos anchico colorado, maría preta, algunos azota caballo. Una mirtácea presenta grandes diámetros (parecida al ibaporoití), árboles grandes de pitanga, alecrín, sombra de toro, camboata hoja serrada, poco laurel negro, la tacuara denominada criciuma (que también se presenta en la comunidad anterior).

    PARQUE PROVINCIAL DE LA SIERRA RAÚL MARTÍNEZ CROVETTO:

    El Parque Provincial de la Sierra "Ing. Raúl Martínez Crovetto" surge ante la necesidad de conservar una porción del sur de la Provincia de Misiones que represente los ecosistemas propios de esta zona, los cuales difieren de aquellos correspondientes a los distritos biogeográficos de la región centro-norte. Con respecto a los demás ecosistemas existentes en la provincia, hay que destacar que los biomas selváticos se hallan representados en varias unidades de conservación provinciales. La unidad biogeográfica que se desea conservar, corresponde a un sistema de dos biomas fácilmente distinguibles entre sí; por un lado, en el sector sur encontramos una porción del Distrito de los Campos (predominante en el sur de Misiones y norte de Corrientes), y por el otro, una porción del Distrito de las Selvas Mixtas (al norte de la región de campos y con diferentes comunidades vegetales características).

    En la confluencia de ambos distritos, se puede encontrar una región ecotonal, con flora y fauna productos de la asociación de dos ecosistemas vecinos, así como la suya propia (Cabrera, 1976- Martínez Crovetto, 1963). Esta unidad de conservación, por sus características distintivas con respecto a las demás ya creadas, así como por su ubicación estratégica en una zona de gran presión demográfica y agropecuaria, constituye una medida previsional de cierta precocidad, en cuanto a la conservación de recursos genéticos y naturales se refiere, y además para contribuir al acervo científico, a la educación y a los fines recreativos, incluyendo en estos últimos el aspecto turístico.

    La zona del parque, ha sido intervenida por el hombre desde hace largo tiempo, y se podría afirmar que desde épocas prehispánicas; y posteriormente, por la fase colonizadora, con sus actividades rurales mantenidas hasta el presente. Situación Geográfica: El "Parque Provincial de la Sierra "Ing. Raúl Martínez Crovetto"" se encuentra situada entre las siguientes coordenadas: 27° 45' y 27° 44' S; y 55° 35' y 55° 32' O. en el Departamento de Apóstoles, Municipio de San José. Con una superficie total actual de 1.088,67 ha, abarca de acuerdo a la división catastral, el Lote 97 Parcela 517, el Lote 100 Parcela 519 y el Lote 101 Parcela 526 b, todos éstos pertenecientes a la Sección 1.

    Los límites del Parque no están dados por factores físicos, sino por trazas imaginarias utilizadas para las mensuras catastrales. El relieve resulta como consecuencia directa de la continuación del sistema orográfico brasileño, con el Macizo de Brasilia que llega a cubrir casi la totalidad de nuestra provincia, se halla afectada por las estribaciones del extremo sur de la Sierra del Imán, quedando ubicado al oeste, con respecto a la misma y más al norte de la Sierra de San José.

    Las comunidades vegetales representadas dentro del Parque son la denominada Selva mixta de laurel y guatambú, la cual se alterna con una franja semicontínua de la Selva con urunday, asociado con canela de venado, en la región centro-oeste y el borde oriental inferior del parque. Hacia el sur, estos ecosistemas selváticos se continúan con el Distrito de los campos, y dentro de esta se presentan varias comunidades de pajonales. En el caso de Colonia Taranco, al tratarse de la confluencia de dos ecosistemas diferentes, campo y selva, y dentro de las selvas encontramos dos conformaciones de comunidades diferentes, cual son la del predominio urunday u canela de venado por un lado, y la del predominio del laurel y guatambú, por el otro; la riqueza específica presente es muy grande, más aún por tratarse de una región ecotonal en la que se manifiesta el llamado efecto de borde.

    El bioma de las selvas, considerando como tales los distritos propuestos por Cabrera (1967), ha sido en este lugar el objeto de antiguas y sistemáticas intervenciones por el Hombre. En primer lugar nos referiremos a la tala selectiva, que al alterar sólo algunas poblaciones forestales o vegetales en general, permite una recuperación relativamente veloz de la estructura selvática original, por cuanto la acción de las especies conquistadoras de los espacios iluminados (p. ej. Chusquea ramossissima) y la presencia de renovales de las especies forestales extraídas que habitan en el estrato herbáceo y el arbustivo, así como la influencia directa de otros árboles cercanos, con su aporte de semillas, terminan por restaurar rápidamente la condición original. Cuando la extracción o tala es indiscriminada, la conquista de los espacios vacíos resultantes sufre una serie de etapas en donde intervienen especies de características heliófilas, de rápido crecimiento y de porte pequeño (hierbas), posteriormente el tamaño de los nuevos vegetales que se desarrollan va en aumento (arbustos y árboles pequeños), hasta sentar las condiciones adecuadas de suelo y luz para el desarrollo de las especies umbrófilas.

    Esta recuperación de los rozados (áreas de selva y campo quemadas) depende en gran medida del tamaño de los mismos, que cuanto más pequeños, reciben mayor influencia o presión del ecosistema que lo rodea (semillas y microclima adecuado) y que aún no ha sido intervenido.

    PARQUE PROVINCIAL DEL TEYÚ CUARÉ

    Varias comunidades vegetales representadas entre ellas las comunidades definidas por Cabrera como selvas marginales del Río Paraná, los Pajonales higrófilos, en los bajos frente a la isla del barco hundido y los pajonales mesófilos que crecen sobre el peñón Reina Victoria, además de una conformación selvática extraña y diferente al resto de la Provincia. Aquí y en inmediaciones crecen endemismos constituidos por especies de cactus, herbáceas y leñosas que son únicas en la Argentina.

    a- Selvas Marginales del Río Paraná: son especies características de esta comunidad el tacuaruzú, el sangre de drago, el matahojo entre otras especies.

    b- Pajonales Higrófilos: caracterizados por especies de herbáceas que llegan a medir hasta 1,7 metros de altura, que permanecen bajo el agua en momentos que el Paraná crece y pueden llegar a sobrevivir en épocas de grandes bajantes. Se presenta en la parte inferior del peñón hasta frente de la isla citada. Se continua aguas abajo del terreno de acampe entre la selva marginal y el cauce del Paraná

    c- Pajonales Mesófilos: se presentan en pequeños manchones sobre los paredones del peñón reina victoria, caracterizado por la presencia de gramíneas del género Elionurus.

    d- Paredones: se presentan como principal característica la presencia del Notocactus schumannianus, endémico para la Argentina del Teyú Cuaré, de orquídeas y de una bromelia del género Dickia.

    e- Selvas Mixtas: en esta zona aparece en abundancia el pacurí, palmeras pindó, ambay entre dos tres especies de grandes cactus, dos de ellas con distribución muy limitada en la provincia y varias especies de leñosas que sólo se las encuentra en la zona del Teyú Cuaré.

    Reservas Naturales Parques Nacionales y Provinciales

    PARQUE PROVINCIAL SALTO ENCANTADO:

    Es un valle encajonado con selvas mixtas de laurel y guatambú, forma parte del la cuenca del Arroyo Cuña Pirú y es contiguo al Valle homónimo. Posee dos cascadas importantes, siendo la más espectacular la que le da el nombre. Numerosas especies vegetales y animales siendo frecuente encontrar ardillas en el parquizado en los lugares de acampe. En los paredones en épocas del año pernoctan hasta cuatro especies de vencejos (semejantes a la golondrinas) inclusive el característico vencejo de las cascadas, símbolo en todas las publicidades del Parque Nacional Iguazú. Posee numerosos microambientes debido a la existencia de afloramientos rocosos, paredones y constante llovizna generada por las cascadas.

    VALLE DEL CUÑA PIRÚ

    Aquí viven varias comunidades aborígenes para los cuáles este valle es considerado lugar sagrado. Los paisanos (denominación local de los aborígenes de la etnia Mbya) desarrollan aquí aun su singular cultura que se encuentra en armonía con la naturaleza, proveniente de miles de años de recorrer regiones selváticas en estas latitudes. Este valle cubierto de selva poseen numerosas un elevado elenco especies que subsisten gracias al corredor biológico que se establece con el resto del cordón vertebral de selva que subsiste sobre la ladera oeste de la sierra central hasta llegar al Parque Nacional Iguazú, denominado como corredor verde. Son especies características el cedro, peteribí, lapacho amarillo, guatambú blanco, numerosos laureles y una variada fauna con presencia del Yaguareté, onza, venados varios, piaras de chanchos de monte y hasta grandes águilas (águilas viuda, entre otras).

    PARQUE PROVINCIAL ISLA CARAGUATAY

    Por lo menos dos comunidades vegetales, selvas marginales y selvas mixtas de laurel y guatambú. Es lugar habitual de "descanso" o acampe de grupos de pescadores deportivos, que provenientes de variados lugares vienen a este lugar a probar suerte con el dorado o el tigre de los ríos. También son numerosos los visitantes que van a descansar a la isla, por la tranquilidad que transmite y por la espectacularidad de los atardeceres o amaneceres, según sea el horario de visita. Es acotado el número de especies animales en la isla pero es posible encontrar agutí, mono caí, paca entre otras especies. Son numerosas las bandadas de aves acuáticas que pasan frente a la isla en épocas de desplazamientos, yendo de o retornando a los dormideros. El tacuaruzú forma manchones en ciertos lugares de la isla lo que genera un particular paisaje, que sumada a la forma de la isla la hace inconfundible a la vista en cualquier postal.

    PARQUE PROVINCIAL MOCONÁ:

    Dentro del corredor verde Varias comunidades vegetales selvas marginales y selvas mixtas de laurel y guatambú El Parque se halla ubicado en el extremo sudeste de el Departamento San Pedro, Municipio de San Pedro. Se llega únicamente a través del Municipio de El Soberbio por las rutas provinciales Nº 2 (desde el área urbana de El Soberbio) y Nº 21 (desde el Paraje Paraíso, San Pedro). Ambas rutas están hasta el momento sin pavimentar. El asentamiento humano mas cercano al Parque es una colonia denominada Pepirí (aún no reconocida oficialmente en los mapas catastrales). Las instituciones oficiales y públicas asentadas en cercanías del Parque son las siguientes: el puesto de Gendarmería Nacional, y dentro de Colonia Pepirí el Aula Satélite dependiente de la Escuela 460 de Colonia Paraíso, la capilla de la Iglesia Católica donde funciona esta escuela y una capilla de la Iglesia Evangélica. Todo esto está dentro de los límites de la Reserva de Biosfera Yabotí. Se encuentra dentro de la Reserva de Biosfera Yabotí (Ley N° 3.041), el tramo del río Uruguay comprendido entre la desembocadura del Ao Pepirí Guazú hasta la confluencia con el Arroyo Yabotí es Monumento Natural Nacional Saltos del Moconá (Ley Nacional N° 24.288). De otro lado del Río Uruguay, en el país vecino se extiende el Parque Estadual Florestal do Turvo. Bioma de Selva: está representada en su mayor extensión por la presencia de Selva Clímax (Selvas mixtas de laurel y guatambú, Cabrera, 1986), caracterizada por numerosos estratos que en conjunto forman una compacta masa verde de 20 a 30 m de altura. Se destacan tres estratos arbóreos, uno arbustivo, uno herbáceo y uno muscinal (musgos y líquenes) además de uno o más estratos de epífitas y un estrato de lianas. Según estudios realizados en el Parque Estadual Do Turvo, la selva que ocupa esa región se denomina "Mata Subtropical do Alto Uruguai" o Floresta Latifoliada Decidual. En esta área protegida se encuentran descriptas 5 formaciones vegetales, en las cuales se destaca la especie Dickia brevifolia, que sólo existe en pocos lugares sobre las márgenes del río Uruguay. Esta es una especie endémica que solo crece en este lugar y que está en peligro de extinción. En el Parque Provincial Moconá se han detectado 87 matas de esta especie ubicadas en su mayoría aguas arriba de la Piedra del Bugre, y un número menor de ellas ubicadas aguas abajo cerca del Remanso de la Muerte. Además, dentro del Parque se han encontrado dos especies de flora nuevas para la Argentina (Rodríguez 1995, Trescenns y Rodríguez, 1996), una es Lafoensia, nuevo género de Lythraceae para la República Argentina y que corresponde a la especie Lafoensia nummularifolia St. Hill. y la otra corresponde a Calyptranthes tricona D. Legrand, una Mirtácea. También se observa un elenco grande de aves, que da un nivel de 2,74 aves/minuto en las mañanas de otoño y con presencia de especies raras como Aburria jacutinga, Dryocopus galeatus o Penelope obscura que cada vez necesitan de mayor protección. En las proximidades al Parque Provincial Moconá puede observarse la especie de dormilón denominada Macropsalis creagra que habita únicamente en esta región del país. En la provincia de Misiones esta región de selva es uno de los últimos ambientes adecuado para albergar al yaguareté, al puma y otros grandes mamíferos; al igual que para un grupo representativo de anfibios, reptiles y aves. Los arroyos Yabotí , sus afluentes, así como el mismo río Uruguay albergan una importante variedad de peces, tales como el dorado, entre otros.

    PARQUE PROVINCIAL ESMERALDA

    Posee varias comunidades vegetales dónde predomina la selva mixta de laurel y guatambú, es el último gran paraíso para los grandes mamíferos en el Dpto. de San Pedro, se encuentra dentro de la Reserva de Biosfera Yabotí de la cual es el Núcleo Intangible. Aquí el Yaguareté se halla presente compartiendo el espacio con el mboreví y el puma, grandes piaras de chanchos de monte de las dos especies presentes en Misiones, forman parte de la dieta de los grandes felinos, al igual que el acutí la paca, los venados pardos y las pequeñas pocas. Entre las aves el elenco es mayor, como hay selva, antiguos asentamientos humanos (aquí se hallaba asentado el famoso Obraje Esmeralda) constituyen comunidades vegetales en evolución así como los bosques implantados de reducida superficie que allí existen. Por otro lados desde el aire se observan pequeños campitos de no mas de 5 has en lugares altos y distantes del destacamento de Guardaparque, esos lugares son de difícil acceso ya que no se conocen los caminos por tierra. Los antiguos caminos del obraje se hallan bien marcados por la presencia de ambay, la grandiuva en la parte alta de los cerros y principalmente el fumo bravo en todos lados. Estas dos especies citadas, el fumo bravo y el ambay, forma parte de la dieta de numerosas especies de aves como el pepitero negro, las tres especies de tucanes mas comunes y las pavas de monte. En otras estaciones del año esa parte, de la dieta es reemplazada por el guembé o el higuerón.

    PARQUE PROVINCIAL DE LA ARAUCARIA

    Constituido principalmente para conservar semilleros nativos de Araucaria angustifolia, contiguo a la localidad de San Pedro, dándole parte del fondo que identifica a la localidad. Es hábitat del coludito de los pinos que encuentra en esta región del país su natural distribución aunque hoy día coloniza los bosque implantados del pino paraná. Este parque es uno de los únicos dormideros masivos de la especie Amazona vinacea, denominada como loro pecho vinoso, especie a la que es posible verla retornar al atardecer o levantar vuelo al amanecer de este parque. Mediante la existencia de esta área protegida es posible hoy ver tucanes en pleno pueblo de San Pedro.

    PARQUE PROVINCIAL CRUCE CABALLERO

    Ejemplo típico y único prístino en la Argentina de la comunidad vegetal denominada selva mixtas de laurel, guatambú y pino paraná. Se ubica en el centro oeste del Dpto. San Pedro, posee numerosas especies que hoy son únicas en la argentina, tal es el caso del carayá rojo,

    PARQUE PROVINCIAL EL PIÑALITO

    Dentro del corredor verde Varias comunidades vegetales selvas mixtas de laurel, guatambú y pino paraná selvas mixtas de laurel, guatambú y palo rosa y selvas mixtas de laurel y guatambú Lo característico son los helechos arborescentes tanto los chachí bravos como los chachí mansos. En una temporada del año las catitas cara roja forman grandes bandadas (30, 40 o 50 individuos), que posan a pares (macho y hembra) sobre la corteza de un centenar de Eucaliptus ssp. de la cual se alimentan, dejando notables rastros perceptibles hasta 1 metro del suelo. Este tipo de dieta, específico para esta especie, también se observa en el P. P. Esmeralda, en un pequeño rodal de Eucaliptus implantado hace muchos años. Cabe mencionar aquí que esta propiedad formaba parte del antiguo establecimiento maderero El Piñalito y por ello existen rastros de todo tipo de uso humano. Era un centro maderero de importancia en esta región de la provincia, que luego del cierre lo compra un personaje inglés que dona luego a la provincia con destino a Parque Provincial.

    PARQUE PROVINCIAL ESPERANZA

    Esta pequeña área protegida constituye el primer corredor biológico establecido de hecho en la Provincia, ya que gracias a la iniciativa de la Sra. Daphne Colcombet, se establece allá por 1988. Une los sectores de selva de la Sierra Morena con los sectores de selva de la Reserva Privada Aguarai-mí. Se halla constituida por selvas mixtas de laurel y guatambú, principalmente.

    PARQUE PROVINCIAL URUGUA-Í

    Dentro del corredor verde Varias comunidades vegetales selvas mixtas de laurel y guatambú, selvas mixtas de laurel, guatambú y palo rosa.

    PAISAJE PROTEGIDO DEL LAGO URUGUA-Í

    El lago Urugua-í que comenzó a funcionar como tal en el año 1990 produjo una gran transformación del ambiente original de la cuenca baja y media del arroyo y debido a este cambio comenzó a producirse modificaciones en la estructura de las comunidades de animales silvestres (vertebrados e invertebrados). Como consecuencia de ello se produjo por ej.: un gran crecimiento de las poblaciones de algunos peces como el sábalo (Prochilodus scrofa) que adquirieron tamaños muy grandes (hasta 10 kg.) o, tarariras (Hoplias malavaricus) también con tamaños que superaron las tallas y pesos de las que estaban antes de la represa, mojarras (Astianax ssp.) y dientudos se encuentran en grandes cantidades. Paralelamente prosperaron algunas aves acuáticas como el biguá (Phalacrocorax olivaceus (HUMBOLDT, 1805)), pato criollo (Cairina moschata (LINNE, 1758)) entre muchas otras. Fue frecuente encontrar grupos de carpinchos (Hydrochaeris hydrochaeris (Rovereto, 1913)), yacaré (Caiman latirostris (Daudin 1802)), lobito de río (Lontra longicaudis (Olfers, 1818)),

    PARQUE PROVINCIAL YACUY

    Contiguo al Parque Nacional Iguazú, al este del mismo, dentro del corredor verde Varias comunidades vegetales. Esta rodeado por el este por el arroyo homónimo.

    PAISAJE PROTEGIDO ANDRÉS GIAI:

    Contiguo a la Reserva Nacional Iguazú, al oeste de la misma, dentro del corredor verde. Varias comunidades vegetales, forma parte del amortiguamiento entre la citada reserva y la ciudad de Iguazú.